sábado, 16 de octubre de 2010

SIGNIFICADO DE LOS PLANETAS EN EL HORÓSCOPO (I)


Los planetas representan las cualidades y poderes que tenemos para expresarnos y para reaccionar ante las circunstancias del destino pero, a su vez, sirven como foco de expresión del signo que representan, de ahí la importancia de tenerlo en cuenta en determinados casos que se aprenden con la experiencia y sin embargo muchos estudiantes de astrología no le dan importancia
Cada planeta tiene su propia naturaleza, la cual se manifiesta a modo de impulso con el único deseo de facilitar a la humanidad experiencia y desarrollo de sus poderes y cualidades espirituales. El grado en que la humanidad responda a estas influencias dependerá del propio desarrollo adquirido a través del renacimiento. Se dice que cada planeta simboliza un “impulso” diferente, o lo que es lo mismo, un “deseo de expresión de una energía concreta” para su experiencia en la Tierra, así: Venus es unión; Marte es acción; Mercurio es razón; etc.
Normalmente se dice que los planetas son fuerzas que impelen, pero cuando los rayos planetarios se mezclan con los del signo donde se encuentren, modelarán el carácter e influirán en el desarrollo interno. Por otro lado, la Casa donde se encuentren facilita los detalles donde podemos progresar y las circunstancias de la vida.
No todos los planetas en un tema natal ejercen el mismo poder, y esta es una de las muchas explicaciones que encontramos en un horóscopo para ver cómo actúa la Ley de Consecuencia respecto a nuestro destino maduro y karma. En cualquier “Tabla de Fuerzas” planetaria podemos ver cómo, dependiendo del signo donde se encuentre el planeta, éste tiene más o menos influencia en el Signo y Casa donde se encuentre. Así, un planeta “dignificado” o “exaltado” facilita su poder porque el signo donde se encuentra es de su propia naturaleza; por el contrario, cuando un planeta se encuentra “exiliado” o “caído” se encuentra incomodo y débil y su poder apenas se hace notar.
Como ya he explicado en algún otro artículo, las Casas Angulares y sus correspondientes signos Cardinales son muy notables en cualquier horóscopo, por tanto, los planetas en estas Casas y signos ejercen una mayor influencia en el destino del nativo. Desde el punto de vista de las “Cuadruplicidades” diremos que los planetas en signos Cardinales representan los poderes o herramientas que nos facilitan en esta vida para que podamos utilizarlos para un mayor progreso; los planetas en signos Fijos representan los poderes consolidados tras un trabajo en otras vidas y que los tenemos a nuestra disposición para su utilización; los planetas en signos Comunes son poderes que debemos desarrollar en lo posible en esta vida para su futuro uso en las próximas.
Hay horóscopos en los que coinciden un número notable de planetas en una misma Casa, esto hace que lo que simbolice esa Casa represente un papel muy importante en la vida del nativo, sin embargo estas personas suelen cometer el error de centrarse demasiado en los detalles de la misma y desperdician otras oportunidades llegando al punto de que no se dejan aconsejar ni quieren cambiar.

REPARTO DE LOS PLANETAS EN EL HORÓSCOPO

Según el karma o destino que cada individuo tenga que trabajar en su vida, éste nace cuando los Ángeles del Destino observan que las posiciones astrológicas son las adecuadas para que según la progresión de los planetas a lo largo de su vida, cumplan lo que el nativo, en Espíritu, se ha comprometido a afrontar.
Esto significa que cada individuo tiene los planetas en las Casas y Signos donde más le van a beneficiar tanto en sentido de desarrollo –material, intelectual, moral y espiritual- como en la forma en que tendrá que hacer frente a sus deudas o destino maduro. Por este motivo, cuando algún planeta destaca por su posición o existe cierta acumulación de planetas en alguna Casa concreta del horóscopo, el astrólogo experimentado se vale de un solo vistazo para sacar ciertas conclusiones sobre el destino de la persona. Veamos algunos ejemplos:

PLANETAS ASCENDENTES: Los estudiantes de astrología sabemos que el Ascendente representa al individuo mismo incluyendo su temperamento, vitalidad, aspecto físico, carácter, etc. Pero también sabemos que el signo del Ascendente es muy importante e influyente por ser el signo que está saliendo por el horizonte oriental en el momento del nacimiento. Luego entonces, los planetas que estén en Conjunción o muy cerca del Ascendente afectarán –según su naturaleza- a la personalidad en general y a su destino de una forma más notable que en cualquier otra posición. Sin embargo, es aconsejable combinar su influencia con el planeta regente del signo del Ascendente.

PLANETAS ELEVADOS: Se consideran planetas elevados los que se encuentran por encima del Ascendente y cerca del Mediocielo, pero yo aconsejo tener más en cuenta los que están en aspecto de Conjunción con el Mediocielo. Estos planetas tienen una gran influencia – siempre según sus aspectos- sobre las posibilidades, el destino y el estado social en el círculo donde se mueva el nativo.

PLANETAS SOBRE EL HORIZONTE: Cuando la mayoría de los planetas están colocados por encima del horizonte oriental –de Casa VII a la XII- significa que la influencia planetaria es tal que habrá más oportunidades y experiencias que favorecerán la evolución y el progreso en general del nativo.

PLANETAS BAJO EL HORIZONTE: Cuando hay mayoría de planetas bajo el horizonte oriental –de Casa I a la VI- la influencia planetaria no es tan notable, lo que se interpreta como que el nativo tendrá menos oportunidades de desarrollo o progreso en general, que tendrá que esforzarse más, y que su progreso será más bien psíquico puesto que su vida será más interna. Estas posiciones también se suelen interpretar como representativas de una vida de descanso físico, de asimilación y de recapacitación.

PLANETAS ORIENTALES: Todos los planetas en la zona oriental –de Casa X a la III- facilitan iniciativas o colaboran en el trabajo que el nativo realice en busca de su progreso. Como fuerzas en fase de manifestación que se consideran, se dice que facilitan el éxito de los proyectos y un buen futuro.

PLANETAS OCCIDENTALES: Al contrario que la parte oriental donde el nativo se esfuerza por conseguir el éxito, los planetas en la parte occidental representan el fruto de algo que se hizo en vidas pasadas, sin embargo el nativo no busca el disfrute personal sino que suele –y debe- dirigir su actividad hacia los demás e incluso compartir sus frutos.


Francisco Nieto